¿Cuál es tu motivación para estudiar?

     Conozco gente que dedica la mayor parte de su día a estudiar y gente que solo toma su instrumento para tocar, algunos tienen rutinas de práctica balanceadas y otros todo el tiempo estudian velocidad, no se en que grupo entras tú pero al final de ésta entrada te digo en cual entro yo.

     Cuando estás en la escuela de música te acostumbras a un ritmo intensivo de estudio y casi siempre es por la presión de las clases, exámenes y recitales, estás obligado a hacer bien tu trabajo dentro de lo que se te marca en tu calendario de actividades y también con los gigs que vas aceptando en el camino. Eso funciona como preparación para algunos aspectos de la vida profesional de un músico y te da una idea de cómo podrías seguir creando cosas sin descuidar tu crecimiento técnico en tu instrumento.

     Pero, ¿Cuánto tiempo necesitas estudiar realmente al día o a la semana?, ¿Mientras más estudias mejor te vuelves?, ¿la cantidad de horas invertidas se refleja siempre directamente en tu progreso como ejecutante? La respuesta es: no bro.

     Había pasado un año de haber entrado yo a la escuela de música, llevaba ya 7 u 8 años tocando en la iglesia y alguien del grupo me dijo un día “oye y ¿que onda con la escuela de música?, no noto mucha diferencia en cómo tocabas antes de entrar y como tocas ahora”.
En mi caso, lo que estaba estudiando en ese momento, no marcaba la diferencia con mi manera de tocar en general, ahora podía tocar swing en un nivel al menos decente y tenía más claro que antes lo que era la improvisación pero, no necesitaba de eso para tocar en la iglesia, así que quien me escuchaba podría pensar que no había crecimiento (ya sabes, además de tener un tempo más estable e ir corrigiendo gradualmente mi postura y sonido, que son cosas que no todo el mundo nota porque son mejoras sutiles).

     A lo que quiero llegar con ésto es que a veces lo que más estudiamos no es lo que más necesitamos para nuestro gig más activo, y si bien es cierto que hay que preparase para todo, a mi ahora mismo no me sirve pasar horas estudiando blastbeats o gospel chops, aunque conozco un par de los dos por si se llega a ofrecer… Mi objetivo actual es crecer en discurso a la hora de improvisar y ser un mejor acompañante en música escrita y en música improvisada, tener un mayor control de mis dinámicas y siguiendo el consejo de alguien con quien toqué hace poco, trabajar en descubrir diferentes texturas como acompañante.
Teniendo esto en mente, no me sirve dedicar horas a repetir rudimentos en el pad, 5 minutos al día, para mantener las articulaciones en forma funcionan. Tampoco es necesario para mi justo ahora practicar la clave en el pie izquierdo mientras improviso con las manos y Toco el bombo cada 5 tiempos. Podría por ejemplo dedicarle unos minutos al día a tocar un groove que requiera independencia, tomar unos minutos para repasar rudimentos, dedicarle una hora a transcribir un solo y el resto del día a escuchar música que contenga el tipo de discurso al que quiero sonar.

     Mi sugerencia es que primero definas a donde quieres llegar o que quieres reforzar con tu estudio, que tomes en cuenta qué es lo que te requiere la música que haces actualmente y en base a eso hagas tus rutinas, que tu motivación por transcribir todos los solos de timbal que escuches sea porque estás en una orquesta de salsa donde tocas 3 solos por show y no solo por creer que solo así serás bueno.

     No olvides que la música y la técnica se desprenden una de la otra en la tarima, en el cubículo sé preciso y conscientemente toca todo en su lugar, y cuando llegue la hora del gig, olvida la preocupación por sonar perfecto y haz lo que sabes hacer. Creo yo que ésta es la manera más natural en la que se mezcla la memoria muscular de la precisión del estudio con el arte de la interpretación.

     Personalmente me siento en el instrumento a explorar sonidos y discurso algunos minutos al día, estudio movimientos que tengo que mejorar o aprender mecánicamente en el pad o simplemente golpeando mis piernas donde sea que esté en muchos periodos de poco tiempo y paso la mayor parte del día con audífonos memorizando temas y solos que me gustaría tocar. Eso me motiva y me muestra las resultados que estoy buscando, en eso encuentro mi avance. Si tu rutina personal de estudio te hace acercarte al sonido que buscas, sigue con ella hasta que tengas que buscar una nueva ruta de crecimiento técnico . Si sigues estudiando los grados 1, 2, 3 y 5 de una escala solo porque crees que eso te hace falta y no porque eso te llena a ti o a la música que estas haciendo, o lees todos los días tres solos de Wilcoxon únicamente porque piensas que ser más rápido te va a dar más trabajo, tal vez… Solo tal vez deberías descanzar hasta que encuentres una nueva motivación musical para estudiar. Besos bye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: