¿Cuáles son TUS Razones para No Aceptar un Gig?

Durante la semana pasada rechacé dos ofertas de trabajo en particular, las dos por razones muy específicas, las dos eran de magnitudes y paga distintas, y las dos eran con proyectos bastante diferentes. Quiero contarte sobre ellas, explicarte por qué no las tomé y porqué deberías hacer un criterio propio sobre qué trabajos no deberías aceptar. Por que sí… debes estar preparado para no aceptar algunos trabajos.

La primera oferta fue muy simple: tocar covers en el cumpleaños del amigo de quien me invitaba a tocar, la paga era mala, me ofrecía la mitad de lo que ganaría regularmente con uno de mis grupos por el mismo tiempo. Talvez tendría que ensayar (no puedo asegurarlo, no llegamos a hablar de esos detalles) y seguramente tendría que estudiar algunas canciones que toca ése grupo y que yo no me sé, es decir habría que dedicarle algo de tiempo, gasolina en caso de ensayo y todo eso. Así que directamente agradecí la invitación, y platiqué con honestidad cual era la razón, agradecí nuevamente y hubo amabilidad de las dos partes, creo yo que quedamos en buenos términos y los dos agarramos la onda. Nada más que eso, dos adultos negociando sin cerrar un trato y continuando sin problemas.

IS NOT JUST ABOUT THE MONEY… Pero hay que poner las cosas en una balanza y si entre los gastos de transporte al ensayo, toquin y todo eso, iba a terminar ganando muy poco, mejor me quedo en mi estudio a estudiar, veo algo en Netflix o le avanzo al libro que tengo que terminar para finales de Agosto. (si le estoy echando ganas, te lo prometo).

La segunda fue algo más emotiva. Me invitaron a participar en un festival de jazz, con una paga bastante decente, un proyecto que me gusta y gente con la que me gusta tocar. La sitúacion ahí era que había que estar fuera de la ciudad una semana completa. Yo soy un “ratón de casa”, me gusta tener tiempo de ocio y de trabajo creativo también, no me mal entiendas… ¡Me gusta viajar! Pero me gusta también estar con mi familia y mi pequeño círculo de personas cercanas. Hace una semana llegué de Egipto, estuve semana y media lejos de mi casa, de mi cama, de mis tacos y más importante de mis dos hijos con quienes me divierto a montones.

La verdad es que no estoy listo para dejar de verlos una semana completa otra vez en tan poco tiempo, Tadeo el más pequeño, se puso de pié por primera vez en mi ausencia y perderme ese momento de su desarrollo me hizo algo de ruido si te soy honesto. Me gusta que me inviten a dar clínicas y como supongo a todos los músicos, me gusta salir a tocar a otras ciudades, pero decidí que al menos los primeros años de mis hijos no quiero alejarme tanto ni por períodos tan largos de tiempo. La razón por la cual renuncie al pago, el viaje, la experiencia, el aprendizaje y el curriculum, es mi familia.

Te invito a que pienses por qué cosas o motivos dirías que no a alguna invitación, prepárate desde antes de que se presenten, para que no termines diciendo que sí solo por la presión de no saber que contestar o que trabajes y no lo disfrutes como deberías por que no querías estar ahí realmente. Asegúrate de que la situación te agarre bien parado.

Andrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: