5 cosas que puedes hacer para mejorar tu sonido en la batería

El equipo es importante, pero vamos a suponer que no tienes 1,000 dolares a la mano para comprar un set nuevo de platillos de gama alta, o una batería nueva justo ahora, te comparto una lista de pequeños detalles que puedes tomar en cuenta para sonar mejor a corto plazo.

1.- Procura renovar tus baquetas periódicamente.

Esto es algo muy objetivo y que depende de que tan seguido y que tan fuerte tocas. como te habrás dado cuenta, usar mucho rimshot, golpear muy fuerte los platillos y tocar los hi hats con el hombro de las baquetas, las van astillando y por consecuencia desgastando. Literalmente se caen a pedazos de tus manos y con cada golpe van perdiendo peso y masa, esto influye en el sonido que produce en los platillos sobre todo y al estar muy gastadas también en los tambores. Mi regla general es que si ya sientes una baqueta más pesada que la otra, es hora de usar un par nuevo. Al principio tal vez no lo detectes hasta ponerle atención, pero un par de baquetas que tiene el mismo peso hace sonar tus grooves y rolls de manera más uniforme. POR FAVOR, NO LE PONGAS CINTA A TUS BAQUETAS. Son desechables y si ya no te dan el mismo tono en tus hi-hats es hora de decirles adiós.

2.- Controla los armónicos indeseados de tu batería.

A todos nos ha pasado que en ciertos lugares o escenarios nuestra batería resuena más que en otros. Tal vez estés estudiando en un cuarto que no tiene eco y de pronto vas a tocar a un café o bar donde hay mucho rebote del sonido. Hay varias maneras de eliminar la resonancia extra de los tambores producida a veces por la acústica del lugar, la primera y más “profesional” es cargar algún apagador de sonido como los Moongel, que no son tan caros y solo colocándolos sobre el parche puedes limitar la sonoridad e incluso volumen de tus toms y tarola. Son reusables, lavables y durables así que son una buena inversión. Experimenta con ellos en casa, mientras más cerca pongas el gel del centro del tambor, más apagado va a sonar.

Existe también el viejo truco de pegar algodón o papel sanitario con cinta al tambor, pero lo recomiendo solo para estudio o tu cuarto de ensayo donde talvez necesitas apagar bastante el sonido, no se ve tan cool y la apariencia también importa en el escenario.

3.- Cambia de parches frecuentemente.

Los parches o Drum heads son desechables también, no son tan económicos como un par de baquetas y también depende del uso que les des para decidir que tan seguido los cambias. Para que te des una idea, hace tiempo vi una entrevista con el Drum Tech de José Pasillas, Baterista de Incubus, donde decía que él cambia el parche de la tarola al terminar cada show y los de los toms cada tres shows. Es claro que él tiene un full endorsement lo que implica que tiene todos los repuestos que necesite gratis. Nosotros los mortales no tenemos para eso… Así que hay que tomar en cuenta cambiarlos cada ciertos meses, si como yo andas en el hueso y tocas 3 o 4 veces a la semana en escenarios medianos, tal vez deberías considerar renovar tus parches casa seis u ocho meses para asegurarte de siempre tener un sonido claro y limpio. Como sugerencia, ahorra un porcentaje pequeño de las ganancias de cada show para la renovación de parches, baquetas y repuestos en general.

4.- Trabaja en el control de tu mano izquierda.

Me pasó a mi mucho tiempo y ahora veo muy seguido con mis alumnos que la mano izquierda se mueve más lento que la derecha (o al revés si eres zurdo), que se queda atrás cuando tocamos redobles rápidos o que tiene menor volumen a la hora de tocar fills. Dedicarle tiempo a la precisión del volumen y del ataque de tu mano débil puede redefinir tu sonido y puede hacer que mejore radicalmente. Cuando lo que tocas suena uniforme y balanceado, se siente una mejor base y un mayor control de lo que tocas. Practica tus rudimentos lento y poniendo mucha atención a que las dos manos se levanten a la misma altura para tocar y con el mismo volumen, que el objetivo sea la precisión y no la velocidad cuando trabajes en esto.

5.- Experimenta con diferentes afinaciones.

Hay cientos de videos y artículos que te dicen como deberías afinar tu batería y aunque hay cosas standar a tomar en cuenta, creo que la afinación es algo muy personal y que depende totalmente de ti. He escuchado bateristas con un sonido bien grave tocando jazz y otros con sus toms muy agudos tocando metal. Depende de a que quieras sonar y como hacer que ese sonido encaje en lo que tocas. Ahora bien, la manera más natural de comenzar es afinando tu batería de diferentes maneras, busca alturas y tensiones diferentes en tus toms y tarola hasta encontrar un sonido que te guste y luego pruébalo tocando muchos fills, muchos grooves usando los toms, en vivo, en tu cuarto de estudio y una vez que estés satisfecho, graba unos minutos tocando ese sonido. Memorizalo y trata de replicarlo cada vez que afines tu batería. Yo personalmente tengo dos o tres tipos de afinación en mi arsenal y elijo uno de ellos dependiendo si toco con un trío de jazz, con una banda de Rock/pop o con un artista en un escenario más grande. Experimenta sin miedo y busca TU propio sonido.

Ojalá encuentres alguno de estos puntos útiles y que puedas mejorar como músico y baterista atraves de ésto. ¡A tocar!

Andrés V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: