4 Cosas que puedes hacer para conservar a tus alumnos

Conseguir músicos interesados en tomar clase contigo tiene su chiste, puede convertirse en algo tan difícil como correr un maratón sin internamiento o tan fácil como publicar en Facebook que tienes espacios disponibles y que te lleguen 10 mensajes solicitando estudiar bajo tu mentoría. Después hablaremos de cómo conseguir más alumnos, por ahora vamos a preocuparnos por los que ya tienes. Te invito a que tengas en mente lo siguiente para evitar que se vayan decepcionados de la vida y los maestros de música en general y que por el contrario, puedan seguir creciendo como músicos y por consecuencia te ayuden a crecer como maestro.

Ayúdalos a estar siempre motivados

Además de las obvias palabras de aliento como “tu puedes conseguir ese Gig”, “un día vas a tocar tan rápido cómo quieres” o “sé paciente, sigue estudiando y vas a ver el resultado”, es bueno trabajar cosas que puedan dejar un avance casi inmediato, que se vea en la primera clase haciéndolo, a mediano plazo, en 3 o 4 clases y a largo plazo, que después de 3 o 4 meses pueda existir una diferencia notable. Esto puede ser un groove nuevo por ejemplo estructurado de la siguiente manera:

+Groove nuevo al inicio de la clase

*agrega una variación, algo que lo dificulte un poco más pero que pueda ser tocable después de unos minutos de práctica (avance notorio casi inmediato)

*agregar o plantear una serie de variaciones más avanzadas o fills que complementen el groove (avance a mediano plano, ahora hay trabajo para estudiar las próximas 3 o 4 clases)

*ofrece un escenario o situación musical donde pueda usarse (avance a largo plazo, brinda herramientas para usar lo aprendido una vez que esté dominado por el alumno).

Esta es una forma en la que el alumno y tú vean y sientan que están progresando en el trabajo.

No te limites al cubículo de clase

En la medida de lo posible, procura estar atento y preguntar en la semana si hay algo en lo que puedas ayudarle con su técnica o sesiones de estudio, pregúntale cómo va con ese ejercicio que le generó más problema en clase y si existen dudas que puedes ayudarle a resolver.

Agrega valor especial a cada alumno

Más que una cuestión romántica de hablarle bonito, me refiero a ofrecer material específico para las necesidades de cada estudiante. Platica frecuentemente con él sobre la música que está escuchando y tocando con más frecuencia, así conoces su interés y podrás planear tus clases en base a lo que necesita en la actualidad. Además de la sensación positiva que ésto genera en el estudiante, estás realmente aportando algo que puede servirle en la misma semana en la que comienzan a trabajarlo juntos.

Se amable

Pareciera obvio, pero es importante mencionar que la manera en la que te dirijas a tus alumnos tiene influencia en qué tan cómodos se sienten de estar encerrado contigo a solas una hora a la semana, consecuentemente en qué tanto retienen la información que le das y cuánto avanza. ¿Tu pagarías por ir a un lugar donde te gritan y te hacen caras cada vez que no te sale la lección nueva? No consientas la falta de estudio, pero busca la manera de decir lo que tienes que decir de la forma más amable y entendible que puedas.

Cuando alguien se acerca a ti para tomar clases, está decidiendo tal vez entre varias opciones y tu ganaste su confianza por alguna razón. Trata de tener una buena relación con todos y siempre se de inspiración. Convierte en el maestro que te gustó tener o te hubiera gustado tener.

Andrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: